13 marzo 2015 Salud

Dejar de fumar

Fumar no sólo se ha convertido en un hábito gravemente dañino para nuestra salud, sino que también está haciendo que muchos iconos populares estén utilizando los cigarrillos para promocionarse. Provocando así todo tipo de actitudes (incluso adicciones a las bebidas o drogas) Sin embargo, poca gente conoce lo que sucede en nuestro organismo cuando dejamos de fumar. ¿Os come la curiosidad? Entonces estad atentos.

El tabaco contiene nicotina (además de otros elementos) que afectan al cuerpo en general, por lo que al dejar de fumar le estamos haciendo un favor a todos los órganos. Para empezar, al no estar inhalando todo tipo de materiales cancerígenos, favorecemos que el cuerpo pierda peso. El metabolismo cambia, produciendo modificaciones en todos lados.

También se reduce la resistencia a la insulina por lo que, en general, nuestra salud mejorará. Ni que decir que los pulmones y la circulación comenzarán a mejorar, al no tener que aguantar toda la nicotina por el torrente sanguíneo. Son todo ventajas ¿verdad?

Aquí sólo hemos mencionado algunas de las cosas que suceden cuando dejamos de fumar pero, con el tiempo, el cuerpo va mejorando hasta que se limpia de todos los “excrementos” que hemos inhalado con los cigarrillos. Y eso al final se nota bastante, ya que provoca que ganemos en calidad de vida.

No hace falta decir que fumar tabaco es malo, por lo que no descartéis que, cuando lo hagáis, veáis cómo empezáis a tener una mayor cantidad de problemas. La solución ya la sabéis, y nosotros mismos os la recomendamos: dejar de fumar. Vuestro cuerpo os lo agradecerá.

Vía | Science Daily
Foto | Sasuka

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *