12 marzo 2015 Curiosidades, Salud

Coca-Cola

Popularmente se conoce a la Coca-Cola como una bebida muy maligna que podría dañar gravemente a nuestra salud. No son pocos los rumores que afirman que este líquido sirve para un montón de propósitos. Por ejemplo, para desatascar tuberías. Sin embargo, gracias a la información que hay en la red, hemos podido conocer qué es lo que sucede en nuestro organismo cuando la bebemos. Podríais sorprenderos.

Cuando la Coca-Cola va a nuestro estómago, el mismo empieza a digerirla, recibiendo instantáneamente toda la ingesta diaria que se recomienda de azúcar. El ácido fosfórico también acaba con el sabor dulce, consiguiendo que no vomitemos. Trascurridos 20 minutos, el pico de azúcar provoca una elevación de la insulina, haciendo que el hígado convierta todo el excedente en grasa.

20 minutos después, el cuerpo absorbe toda la cafeína que puede dilatando las pupilas, aumentando la presión sanguínea y consiguiendo que el hígado envíe enormes cantidad de glucosa al sistema circulatorio. Cinco minutos después, el cerebro empieza a producir dopamina, aumentando a su vez la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Es como si hubiéramos consumido alguna droga dura.

Todavía falta: el metabolismo aumenta para quemar la grasa, eliminando también el magnesio, calcio, zinc, sodio, electrolitos y agua que sobre, llegando a tener una pequeña deshidratación. Básicamente, tendrás que volver a hidratarte.

Con todo el texto que hemos escrito suponemos que ya será suficiente como para que dejéis de beber Coca-Cola ¿verdad? Bueno, al menos esta es la información que se encuentra disponible en la red. No sabemos si la empresa ya habrá realizado algún tipo de trámite con el fin de evitar estos efectos sobre la salud.

Vía | Blisstree
Foto | Rundvald

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *