16 junio 2015 Curiosidades

Grieta

El mundo de la ciencia es tan inmenso y sorprendente que a cada paso que se da se pueden encontrar soluciones nuevas. La última noticia nos viene directamente desde el microbiólogo Henk Jonkers, quien ha conseguido desarrollar una bacteria que ayuda a reparar los edificios rotos. No, no es broma. Su funcionamiento es bastante singular.

La bacteria es una mezcla de pequeños gránulos con Sporosarcina y lactato de calcio. Su mezcla es más o menos normal, en ese aspecto no hay problemas. Sin embargo, cuando haya algún desperfecto en la estructura de los edificios pueden recibir agua, lo cual hará que den como resultado una sustancia muy parecida al cemento. De hecho, es igual de sólida.

Su utilidad es más que evidente. Imaginad que se pone la bacteria en determinadas partes de un edificio. Cuando este se estropee, el resultado que se desprenda de las mismas será una sustancia muy parecida al cemento, la cual ayudará a conservar la estructura y a reparar los daños. Todo ello de manera automática y sin apenas problemas. El trabajo que se haría en una manera se podrá completar en apenas unos minutos.

Por el momento no sabemos con exactitud si esta bacteria se comercializará de alguna manera, pero la verdad es que no sería mala idea que la tuviéramos a nuestra disposición. Eso de poder arreglar los edificios en poco tiempo y de manera automática es bastante interesante.

Parece que la ciencia tiene soluciones para todo. No es para menos, a cada momento que pasa se dan soluciones a los diferentes problemas que vamos teniendo. A nosotros al menos nos parece algo espectacular.

Vía | Popular Science
Foto | Pixabay – Wic

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *