20 septiembre 2010 Accidentes, Vídeos

guardar-armas-casa-hogar

Hace varios años uno de mis tíos tenía un par de revólveres en su casa, él siempre decía que cuando el momento indicado llegará tendría la posibilidad de proteger a su familia, sin embargo nunca imaginó que su sobrino (me avergüenza decirlo pero era yo) no conocía la diferencia entre un arma de verdad y una de juguete.

Así que durante una de esas tardes de juego con mis primos encontré las armas encima del armario de la habitación principal, nunca imagine que la caja de balas así como los revólveres fueran reales, felizmente mi primito (dos años menor que yo) informó inmediatamente a su papá.


Ya imaginarán la reprimenda que soporte, pero creo que valió la pena pues mi tío decidió vender las armas y optar por otras medidas de seguridad. Ese episodio de mi niñez marcó mi forma de pensar sobre las armas, pues me enseñó que su utilidad puede resultar desastrosa e incluso mortal en manos ingenuas.

Ese es el motivo por el cual no me gusta imaginar que un arma de fuego se encuentra disponible para cualquier persona, lamentablemente las normas que rigen nuestra sociedad no regulan adecuadamente su distribución.

Por lo tanto no es extraño que a lo largo de estos años se hayan dado conocer casos que conmocionaron la opinión pública alrededor del mundo, y para mi pesar es probable que estas cosas sigan ocurriendo.

Video | Acid Cow

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *