10 enero 2015 Salud

Inteligencia

No es la primera vez que se realiza esta afirmación. Usualmente se dice que las personas que piensan más y se preocupan más por las cosas lo hacen por una sencilla razón: son más inteligentes que los que no lo hacen. Incluso no sería extraño que estas actuaciones os provocaran dolores de cabeza. Nuevamente, no os preocupéis: todo tiene su razón de ser y su lógica.

Una conocida publicación ha comentado los resultados de un estudio que, entre comillas, ya conocíamos. Simplemente, las personas que son más inteligentes también están todo el día dándole vueltas a la cabeza y preocupándose por cosas que el resto ni siquiera se plantea. No es algo extraño o raro, sino que se trata de un signo de inteligencia.

El Departamento de Psicología de la Universidad de Lakehead, en Canadá, ha explicado la relación que hay entre la ansiedad, la preocupación y la inteligencia. El resultado es bastante sencillo. Las personas que más se preocupan son, por lo general, más inteligentes, teniendo a su vez unos mayores niveles de ansiedad y depresión. Aunque también tenemos que decir que no hay mal que por bien no venga.

La próxima vez que os preocupéis por algo, pensad en este estudio. Es posible que ahora encontréis aún más razones o soluciones para los problemas que os ocupan. Por supuesto, no olvidéis que preocuparse más no significa que seáis más inteligentes. Es sólo un estudio que proporciona una determinada estadística. Son números, al fin y al cabo. Aunque no estaría de más ahondar en el tema todo lo posible.

Vía | Science of Us
Foto | geralt

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *