24 enero 2007 Tecnología

Yo soy de los antiguos y si tengo que escribir un SMS lo hago con todas las letras, pero tengo que reconocer que se acaba antes con el lenguaje críptico que usan los jóvenes, sin reglas pero con una lógica propia. Se trata en definitiva de reducir las palabras a su mínima expresión, pero manteniendo al mismo tiempo la comprension de la frase. Así desaparecen preposiciones, artículos, se acortan los sustantivos sin vocales y aparecen por doquier k o x y se olvidan las inútiles haches. Aquí os dejo una tabla para la próxima vez que recibáis un SMS y no sepáis que ponga poder descifrarlo.

sms.jpg

Via: Intruso

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *