5 junio 2015 Curiosidades

Encarnación

Fueron épocas un poco turbias. Estamos hablando del siglo XVII, cuando muchas de las embarcaciones que navegaban eran víctimas de diferentes tipos de ataques. Muchas sucumbían. Los restos quedaban en el fondo del mar, esperando a ser descubiertos. Aunque tengamos que esperar bastante, al final se da con ellos.

En esta ocasión, investigadores han descubiertos los restos de una embarcación del siglo XVII llamada Encarnación. El navío se hundía en 1681, durante una tormenta en la desembocadura del río Chagres. Varios hechos han propiciado que ahora mismo se encuentre en buen estado. Por ejemplo, que se enterrara parcialmente en el suelo.

El barco pertenecía a la flota Tierra Firme, propiedad de España. Concretamente, se usaba para extraer oro de las minas peruanas y mexicanas, transportando las riquezas y construyendo flotas mercantes escoltadas por barcos de guerra.

Gracias a la investigación que se ha llevado a cabo hemos podido conocer que mantenía gran parte del cargamento. El barco fue construido con granel, un material compuesto por arena, cal y algunas piedras. Por supuesto, se sigue comprobando lo que hay en su interior. Más que nada porque se han encontrado tantos materiales que podríamos llevarnos alguna que otra sorpresa. No sería para menos teniendo en cuenta la antiguedad del navío.

La verdad es que este tipo de descubrimientos pueden llegar a ser lo suficientemente interesantes como para copar los libros de historia. En este caso parece que sucederá eso. Además, el cargamento descubierto es de la época, lo que significa que se podrían encontrar todo tipo de secretos. ¿Qué pensáis vosotros?

Vía | National Geographic

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *