26 noviembre 2015 Curiosidades

Emil Krebs

A no ser que seamos personas muy inteligentes, aprender varios idiomas puede llegar a ser extremadamente complicado. Sobre todo si optamos por los más difíciles. Aunque estamos seguros de que la figura de los políglotas os sorprenderá. Este tipo de personas son una excepción. Sobre todo porque pueden llegar a aprender, en poco tiempo y con facilidad, una gran cantidad de idiomas. Veamos el caso más impresionante, el de Emil Krebs, un diplomático alemán que era capaz de hablar más de 60 lenguajes diferentes.

Krebs nacía en Silesia en 1867, aunque después de terminar de estudiar Derecho ya manejaba con soltura 12 idiomas. Por supuesto, sus conocimientos fueron aumentando. Tan solo unos años después ya hablaba 32 idiomas, llegando hasta los 60 en el momento de fallecer. Este conocido diplomático tenía una habilidad bastante curiosa: podía aprender cualquier idioma de manera autodidacta en poco tiempo. El armenio, por ejemplo, pudo conocerlo y hablarlo en dos semanas.

Durante el siglo XXI, un estudio sobre su cerebro desvelaba que la estructura era diferente a la de los demás. En 2002, los científicos Karl Zilles y Katrin Amunts confirmaban que habían encontrado anormalidades significativas en cuanto a la estructura de los hemisferios. Sin embargo, todavía no se han conocido la mayoría de los detalles, por lo que no podemos decir con exactitud qué había en la cabeza de este conocido políglota.

Las últimas investigaciones demuestran que detrás de los políglotas se esconde más que mucha inteligencia. ¿Puede ser que la forma del cerebro tenga que ver, más de lo que parece, con la capacidad para aprender idiomas? De momento, el caso de Emil Krebs tiene impresionadas a personas de todo el mundo.

Vía | The Morning News
Foto | Wikimedia Commons – Journey234

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *