4 diciembre 2008 Humor, Iniciativas, Sexo

control remoto más antiguo del mundo
La tecnología no ha superado aún tal magnificencia. Su particular simpleza hace de este control remoto la llave de todas las relaciones. Su brillantes a dejado de lado el cansado y tedioso sentido de oprimir botones.

No hay sistema femenino de alta fidelidad que se le resista. Basta con abrir la cajita, aunque si sumas factores potenciales como la postura sumisa, la mirada cándida, la flor u otros ruegos, el efecto será mucho mayor, consiguiendo encender y apartar lo que sea.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *