19 diciembre 2014 Juegos

anseco

Todos sabemos que el mayor peligro de las redes sociales es la falta de información que contraste lo que aparece publicado en ellas. Si lo dice Twitter debe ser cierto, y si el que lo dice es el protagonista de la información, todavía más. Y si además ese protagonista es un personaje más bien excéntrico, con bastante imaginación y tendencia a que le pasen todo tipo de cosas extrañas, entonces la credibilidad –por muy increíble que parezca la historia- sube al máximo nivel.

José Canseco es un ex jugador de béisbol de origen cubano que militaba en la Major Baseball League (MBL). Tanto en EE.UU. como en los países latinoamericanos con afición a este deporte, Canseco es un personaje bastante conocido que ha llegado incluso a aparecer como invitado en un capítulo de los Simpson.

canseco-animacionPese a que dejó el béisbol hace unos años, sigue protagonizando portadas por sus extravagancias. La última se ha llevado la palma.

A finales del mes de octubre el cubano sufrió un accidente en su casa de Las Vegas mientras limpiaba sus armas. Al manipular un revólver Remington Calibre 45, se disparó un dedo y tuvieron que cosérselo de nuevo a la mano en el hospital. Hasta aquí la historia ya es bastante bizarra pero todavía hay más.

A los pocos días, Canseco publica en su cuenta de Twitter que ha tenido un accidente todavía más extraño: se le ha caído el dedo que le acaban de coser mientras estaba jugando en un torneo de poker.

Canseco vive en Las Vegas y en el pasado se le ha visto no sólo en torneos sino incluso en un programa que tenía la sala de poker online Full Tilt Poker en televisión. Por lo tanto, no resultaba extraño que el ex jugador de béisbol se encontrase alrededor del tapete verde. Él simplemente contó la “anécdota” en Twitter, añadiendo que existía un vídeo del momento pero que su representante lo había comprado para que no se difundiese. Sólo fue cuestión de minutos:

  • “José Canseco pierde dedo durante juego de póquer en las Vegas” ESPN Deportes
  • “El accidente más freak en una mesa de poker” Revista Card Player L.A.
  • “El dedo de Canseco se cayó en mesa de poker” Metro (Puerto Rico)
  • “Jose Canseco’s reattached finger falls off during poker tournament” Yahoo Sports
  • “Jose Canseco says his finger fell off during a poker game” USA Today

Éstos son sólo algunos ejemplos de la repercusión que tuvo el incidente pero probablemente fue todavía más sonado el siguiente tweet al respecto que publicó José Canseco:

11se6pw

Con fotografía del dedo cosido incluida (que hemos preferido obviar), Canseco anunciaba su intención de vender en eBay su dedo y la pistola con la que se disparó. Diarios de EE.UU., México, Venezuela o Perú “compraron” la noticia.

Sin embargo, al final José Canseco reconoció a TMZ Sports que todo había sido una broma, aunque sí es cierto que se disparó el dedo sin querer. Pero ni se le cayó jugando al poker, ni tenía ninguna intención de venderlo en internet porque el dedo está de nuevo reconstruido.

screen-shot-2012-09-14-at-12-02-36-amA favor de los periodistas que creyeron a Canseco hay que decir que de este hombre es fácil esperar cualquier cosa. Aunque quizás por eso mismo tendrían que haber sido un poco más cautos.

En 2005 escribió su biografía Juiced: Wild Times, Rampant ‘Roids, Smash Hits & How Baseball Got Big (Regan Books) en la que daba cuenta del uso de asteroides a lo largo de su carrera deportiva. El problema es que no sólo hablaba de sí mismo sino que citaba con nombres y apellidos a otros compañeros de equipo. Uno de ellos, Mark McGwire, le retiró la palabra de por vida pese a una intensa campaña mediática del cubano, principalmente a través de las redes sociales, pidiéndole disculpas.

Hace apenas unos días, se congratulaba del éxito de una misión de la NASA que ha conseguido hacer aterrizar el módulo Philae sobre un cometa. Según José Canseco esto es muy importante porque los cuerpos celestiales son “la clave para nuestra supervivencia” y ya planea viajes intergalácticos.

En fin, todo un personaje.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *