26 abril 2012 Noticias

Quirófano

La noticia de hoy ha trascendido fronteras durante los últimos días, debido a su notoriedad. Tenemos que poner nuestra atención sobre una mujer residente en Long Island, Nueva York, quién decidía donar un riñón a su antigua jefa. Esto servía para salvarle la vida.

Sin embargo, meses después del transplante, la empresa decidía despedir a la trabajadora. De esta forma, Debbie Stevens ha tomado la decisión de denunciar a su jefa porque se siente “muy traicionada“, según explicaba en unas recientes declaraciones.

El suceso se remonta hasta 2009, cuando Stevens entraba a trabajar en la oficina de la compañía. Unos meses después, decidía donar su riñón a su jefa, aunque desde la empresa no dudaban en despedirla, unos meses después del transplante.

Los abogados de Debbie ya han remitido una denuncia a la compañía. La afectada, incluso, podría conseguir una cantidad de dinero bastante importante.

Vía | Noticias de Navarra

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *