10 julio 2015 Salud

Dietas

No es ningún secreto que el hecho de que comamos ciertos alimentos influirá de manera decisiva en nuestra propia salud. De hecho, son numerosos los estudios que confirman que comer muchas grasas puede llegar a matarnos. Aunque, en este caso, vamos a tener que recurrir a otro debido al resultado al que han llegado. Y es que varios científicos de la Universidad de Oregon han descubierto que una dieta no balanceada en grasas y azúcares conlleva cambios en las habilidades del ser humano.

Las pruebas se llevaron a cabo con ratones, los cuales fueron sometidos a una dieta alta en grasas o en azúcares. De hecho, demostraron un comportamiento bastante extraño, demostrando que el rendimiento en las pruebas había disminuido, llegando incluso a tener deteriorada la flexibilidad cognitiva. Aquellos que no siguieron la dieta no tuvieron mayores problemas, por lo que se puede confirmar que una dieta “basura” también ejerce funciones dañinas sobre el cerebro.

Apuntáos el tanto: una dieta demasiado rica en grasas y carbohidratos es, a la vez, muy insalubre. Tanto como para dañar nuestra salud de manera irreversible, evitando que podamos llevar a cabo tareas completamente normales. Los malos hábitos alimenticios dañan notablemente el sistema bacteriano, lo cual tiene sus propias consecuencias sobre las habilidades del día a día.

Parece que la próxima vez que vayamos al médico sería aconsejable que nos mande una dieta rica en todo tipo de componentes y altamente saludable. No queremos que, por darle el gusto al paladar, nuestras principales habilidades se vean dañadas.

Vía | Science Daily
Foto | Wikimedia Commons – Zankopedia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Japoneses, con un 15% menos de probabilidades de morir 28 julio 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *