11 diciembre 2015 Noticias

Agua

El agua es uno de los elementos básicos e imprescindibles del planeta. Necesaria, por supuesto, para que haya vida en el planeta. Sin ella sería imposible vivir. Sin embargo, encontrarla se ha convertido en ocasiones en algo bastante difícil. Uno de los medios más comunes de obtener agua para beber es extraerla de la salada. Ya sabéis que esta, en bruto, es perjudicial para la salud, por lo que es necesario utiliza algún método para purificarla.

Un equipo de expertos del MIT ha conseguido desarrollar un nuevo método para convertir el agua de mar en agua potable, de una manera más sencilla y menos costosa respecto de los sistemas convencionales que se utilizan en la actualidad. Los investigadores han conseguido, concretamente, utilizar ondas eléctricas para extraer la sal del agua, a través de la interacción con un flujo continuo de líquido, el cual estaría situado en tanques especiales.

El nuevo sistema ha sido llamado “electrodiálisis de shock”, siendo capaz de separar las moléculas de sal mediante una reacción especial que, en este caso, las empuja a otro lugar en el que son retenidas. Por supuesto, el agua pura se almacena en un tanque diferente, siendo preparada para usos habituales.

Es necesario tener en cuenta que este nuevo sistema es bastante más sencillo y económico de poner en marcha, por lo que podríamos decir que incluso se podría llevar a lugares en los que todavía no existe algo similar. Y, por supuesto, hacerlo sin tener que gastar grandes cantidades de dinero.

Por el momento, el método no ha sido perfeccionado, aunque todo indica que se podrá poner en marcha durante los próximos meses. Una buena noticia que, haciendo que funcione, permitirá llevar el tan ansiado y buscado líquido a muchas zonas del planeta. Una auténtica revolución en todo el mundo.

Vía | Science Alert
Foto | Pexels – Unsplash

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *