24 febrero 2015 Animales, Curiosidades

Monos

Si alguna vez habéis ido al peñón de Gibraltar, os habréis dado cuenta de que los monos que viven allí tienen un comportamiento bastante curioso. Sobre todo, en lo que tiene que ver respecto del ámbito sexual. De hecho, aquellos animales están “programados” para que sólo se reproduzca lo mejor de la especie, lo que significa que ellos mismos seleccionan a los ejemplares que mejor conducta puedan llegar a tener.

Para que os hagáis una idea de su actitud, cuando dos de los monos copulan, también llaman la atención de los machos que hay próximos a ellos para que se acerquen a contemplar cómo tienen sexo. De hecho, les “llaman” utilizando para ello todo tipo de gritos. Mientras que las hembras dan señales de fertilidad, los machos indican cómo son de saludables y fértiles.

Los científicos han comprobado que los monos demuestran cómo son a su competencia gracias al uso de gritos, por lo que los demás ejemplares pueden comprobar la efectividad de los mismos. Es evidente que la hembra intentará siempre que el padre sea el animal con los mejores genes, seleccionándolo concienzudamente. Como veis, al final sólo consiguen sobrevivir los más fuertes, sexual y geneticamente hablando.

Esta actitud no sólo se da en los monos de Gibraltar, sino también en otras especies animales, las cuales seleccionan con mucho cuidado a las que serán las parejas futuras y, por supuesto, las que mejores hijos pueden darles. Algo que también se repite incluso en los humanos. Aunque eso, como ya veremos en un futuro, es un tema que merece otro artículo.

Foto | CSalem

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *