20 enero 2017 Salud

WiFi

Es evidente que, en los tiempos actuales, estamos rodeados de todo tipo de redes: telefónicas y de Internet. No importante a dónde vayamos, seguro que estamos en alguna zona en la que, como mínimo, existe cobertura de teléfono. Sin embargo, durante los últimos años se está hablando mucho de una enfermedad que ha salido a la luz, y acerca de la misma muchos seguimos dudando. Se trata de la hipersensibilidad electromagnética. Una dolencia que, aparentemente, provoca dolores y problemas de salud a las personas que están rodeadas de alguna red.

No obstante, en este caso vamos a hablar de lo que le está sucediendo a Rachel Hinks, una mujer de 43 años que sufre la enfermedad. Según parece, su sistema inmunológico se ve afectado por los campos electromagnéticos que la rodean, ya sean señales WiFi, la cobertura de los teléfonos móviles o las propias señales que emiten los aparatos electrónicos. De hecho, las que más le afectan parecen ser las primeras.

El caso es tan grave que Hinks se ha visto obligada a abandonar su casa con el fin de mudarse a una choza en la que no existen señales WiFi. De hecho, en el caso de que entre en contacto con alguna señal electromagnética puede sufrir vómitos, mareos y dolores de cabeza, entre otros síntomas. Una enfermedad bastante curiosa.

Por el momento, la propia EHS no ha calificado esta condición como una enfermedad. Incluso la Organización Mundial de la Salud ha afirmado que “no hay base científica para vincular los síntomas de la electrohipersensibilidad con la exposición a campos electromagnéticos“. En todo caso, sí que parecen existir enfermos que ya están sufriendo las consecuencias.

Mencionar que el caso de Rachel Hinks no es el único. En el mundo se pueden encontrar personas que sufren esta dolencia. En todo caso, parece que la enfermedad sigue siendo bastante extraña.

Vía | Metro
Imagen | Pixabay – tejasp

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *