22 octubre 2012 Arte, Ciudades, Curiosidades

La Torre Eiffel, creada en 1889 por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889 en París, es uno de los grandes símbolos de Francia. Seguramente hayas aprovechado alguno de los vuelos económicos a Paris para visitarla, pero por si no es así tranquilo. Hoy os vamos a contar algunas curiosidades sobre este imponente monstruo de hierro que tal vez no conocíais aún.

La torre mide más de 300 metros de altura, pero al ser de hierro su altura varía casi cada día del año. El motivo no es otro que las leyes de la física, cuando hace frío su estructura se encoge hasta 15 centímetros. Mientras que en verano, el hierro se dilata con el calor y ‘crece’ un poco más.

Con motivo de su 120 aniversario se están llevando a cabo trabajos de reparación y reconstrucción. Durante su reparación está previsto usar más de 60 toneladas de pintura en tres tonalidades distintas: marrón oscuro para la base, marrón más claro en el centro y un marrón muy claro en su cima.

Como hemos dicho su creador fue Gustave Eiffel, conocido en Europa por crear más de 35 puentes. Además participó en el intento por parte de los franceses de construir el Canal de panamà en Centro América.

Antes de ser construída tenía muchos detractores que la veían como un bárbaro y monstruoso proyecto. Entre ellos se encontraban escritores, pintores e incluso arquitectos conocidos de la época. Según éstos, la torre simplemente sería una gran chimenea negra que desprestigiaría el arte de la ciudad francesa. Incluso llegaron a recoger firmas a modo de protesta pero por suerte para la humanidad no llegaron a buen puerto.

Las funciones de la Torre Eiffel eran funcionar como un inmenso cartel publicitario. De hecho en los años 20 y comienzos de los 30, la compañía automovilística Citroën se publicitó en la torre. Además, durante la ocupación alemana, la torre se engalanó con insignias y carteles de celebración por la victoria nazi. Como contra, la ONG Greenpeace, en 1979 colgó carteles contra la caza ilegal de ballenas. Hy en día podemos colgar mensajes especiales bajo la torre.

Su imponente altura hizo que muchos otros arquitectos intentaran batir el récord. Así fue como la compañía americana Chrysler construyó en 1930 su emblemático edificio Chrysler Building. durante años fue el símbolo del éxito de la compañía a todos los niveles pero la creación del Empire State Building y la crisis de la compañía hizo que el sueño acabase pronto.

Si nos fijamos en su número de visitantes la torre Eiffel tiene más visitantes al año que el mítico Empire State Building de Nueva York, la primera con casi 7 millones de visitas y la segunda con menos de 4 millones.

Para los más osados, se puede subir hasta lo más alto de la torre en ascensor y el precio de la entrada es de 13 euros para adultos. Si nos parece caro, o simplemente nos encontramos en las Vegas y queremos vivir la misma experiencia allí hay una réplica exacta y en la que cuesta 10 dólares subir.

Existen muchas más anécdotas y curiosidades pero sin duda esperamos que estas os hayan hecho conocer algo más del símbolo más romántico de la ciudad parisina. Recuerda que existen infinidad de ofertas para hacer una escapada romántica y conocer con más detalle la Torre Eiffel, nosotros te recomendamos mirar las ofertas de Ryanair.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 octubre 2012
  2. 20,5 metros por segundo: así se desplaza el ascensor más rápido del mundo 9 enero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *