20 julio 2015 Curiosidades

Marie Curie

Marie Curie fue una de las científicas más influyentes de todo el siglo XX. De hecho, sus numerosos trabajos todavía tienen mucha influencia sobre la ciencia de hoy en día. Aunque murió hace decenas de años, los trabajos que llevó a cabo se siguen investigando, y sus materiales siguen estando en vitrinas de honor, por decirlo de alguna manera.

Lo más curioso de su vida es que en la mayoría de trabajos que realizó llevó a cabo experimentos químicos. Y, claro, los elementos que tenía entre manos emitían radiación. Esta se quedó impregnada en sus cuadernos. Y a día de hoy, casi 100 años después, siguen siendo radioactivos. Para poder leerlos deberemos llevar una determinada protección. Si no, nuestra salud se vería dañada.

Las obras de Marie y Pierre Curie se conservan con especial delicadeza, pero también es cierto que todo lo que usaban, es decir, muebles, ropa y cuadernos, tiene radiación. Descubrieron el radio y el polonio, pero dejaron un montón de utensilios que podrían seguir con ese “mal” durante otros 1.500 años. Los objetos se encuentran guardados en la Biblioteca Nacional de Francia, pero para acceder a ellos es necesario firmar un certificado gracias al que se toma conciencia sobre los riesgos que conlleva la visita.

Hasta 1970, el laboratorio de los Curie estuvo activo y en funcionamiento, pero la radiación del lugar no solo implicó a la pareja, sino también a los vecinos: Hubo muchos pacientes con cáncer, por lo que se decidió descontaminar el sitio en 1991. Afortunadamente, los materiales se encuentran custodiados y a buen recaudo.

Vía | Open Culture
Foto | Wikimedia Commons – Unknown

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *