17 junio 2015 Informática, Internet

Contraseñas

El dilema de las contraseñas informáticas viene de hace muchos años. Aunque los expertos recomiendan utilizar passwords con una extensión considerable y buenas combinaciones, todavía son miles los usuarios que deciden seguir utilizando su DNI, la fecha de nacimiento, su nombre, o incluso los populares 1234. Algo realmente peligroso.

Splashdata, una compañía dedicada al sector de la informática, ha publicado recientemente una lista con las contraseñas que más se repiten a lo largo y ancho de Internet. No hay muchas sorpresas, sobre todo porque la mayoría de ellas son genéricas, con el peligro que ello conlleva. Echémosles un vistazo.

Estas son las 25 contraseñas más populares en la red:

  1. 123456 (sin alterar)
  2. password (sin alterar)
  3. 12345 (subió 17 posiciones)
  4. 12345678 (bajó 1 posición)
  5. qwerty (bajó 1 posición)
  6. 123456789 (sin alterar)
  7. 1234 (subió 9 posiciones)
  8. baseball (nuevo)
  9. dragon (nuevo)
  10. football (nuevo)
  11. 1234567 (bajó 4 posiciones)
  12. monkey (subió 5 posiciones)
  13. letmein (subió 1 posición)
  14. abc123 (bajó 9 posiciones)
  15. 111111 (bajo 8 posiciones)
  16. mustang (nuevo)
  17. access (nuevo)
  18. shadow (sin alterar)
  19. master (nuevo)
  20. michael (nuevo)
  21. superman (nuevo)
  22. 696969 (nuevo)
  23. 123123 (bajó 12 posiciones)
  24. batman (nuevo)
  25. trustno1 (bajó 1 posición)

Como veis, las contraseñas no son para nada difíciles de adivinar. Eso sí, si tenéis puesta cualquiera de las que salen en la lista os recomendamos que la cambieis a la mayor brevedad. No hay duda de que las vulnerabilidades en la red son muy abundantes. Mejor no colaborar con ellas, ya que podríamos llevarnos una sorpresa bastante desagradable.

Recordad que existen gestores de contraseñas que, además de guardarlas en un fichero seguro, también ayudan a generar nuevas, las cuales suelen ser indescifrables. No estaría de más que le echárais un vistazo a este tipo de aplicaciones.

Vía | PRWeb
Foto | FlickR – marc falardeau

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *