23 diciembre 2014 Curiosidades, Salud

Cerebro

La mayoría de las veces, cuando pensamos en lo inteligentes que somos, miramos cual es nuestro coeficiente intelectual. Tampoco lo penséis mucho, porque parece que los últimos estudios confirman que este dato no es realmente tan importante como nos han dicho. De hecho, hay muchos fallos que indican que, en realidad, no mide la inteligencia, sino que en realidad nos permite hacernos una pequeñísima ideal de nuestras habilidades con el cerebro.

El coeficiente intelectual se utilizaba hace unos años con el fin de medir la edad mental en los niños. No era para medir su inteligencia, eso está claro. Sin ir más lejos, las preguntas son bastante enrevesadas, lo que significa que, aunque una persona fuera un as con su mente, podría no llegar a superarlas si no fuera bueno en ese tema.

De todas formas, tener un CI alto no significa que vayamos a ser mejores. Todo lo contrario, ya que hay un aspecto que todavía no se puede medir: la creatividad. En nuestra sociedad, ser creativo es muy importante, por lo que puede ser que no nos valga de nada “ser más inteligentes”. Por último, mencionar que las pruebas de medición que se emplean en realidad ponen bastante énfasis en asignaturas como las ciencias o las matemáticas. Nada que ver con lo que en realidad se necesita.

La próxima vez que os pregunten por vuestro coeficiente intelectual, decidles que ese dato no es tan importante como pueden pensar. Lo mejor es medir la inteligencia con el trabajo diario, y no con unas simples preguntas.

Vía | Scott H Young
Foto | PublicDomainPictures

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Esta es la razón por la que en Estados Unidos no usan el sistema métrico 3 mayo 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *