18 diciembre 2015 Salud

Cigarro electrónico

Cuando se impuso la moda de los cigarros electrónicos, fueron miles las personas que se pasaron a fumar este tipo de tabaco. Según múltiples estudios, el humo que se ingería no eran perjudicial para la salud, por lo que muchos respiraron tranquilos ante la nueva posibilidad que se les ofrecía. Su popularidad ha seguido aumentando durante todo este tiempo, aunque una última investigación ha confirmado lo que muchos ya pensaban: también son dañinos.

Ha sido un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard el encargado de llegar a una conclusión que ya ha asustado a cientos de personas. Los cigarros electrónicos son malos para la salud, provocando incluso una enfermedad que no se puede curar. Concretamente, se utilizan varios productos químicos para darle sabor al líquido. Entre ellos destaca el diacetilo.

El diacetilo es un componente químico que, al entrar en los pulmones, puede provocar una enfermedad llamada bronquilitis obliterante. Esta dolencia provoca que la capa interna de los pulmones se dañe e inflame, resultando en cicatrices que van disminuyendo la capacidad respiratoria, ahogando a la persona.

El diacetilo no es el único elemento químico que se incluye en los cigarros electrónicos. También están la acetoina y la 2,3-pentanodiona. Aunque no sean los únicos ingredientes, lo cierto es que siguen provocando problemas respiratorios. Es necesario tener en cuenta que este tipo de productos no tienen certificación sanitaria, por lo que las instituciones de salud no pueden comprobar con exactitud la salubridad de los productos.

Los investigadores ya han recomendado no fumar cigarros electrónicos debido al riesgo que existe para la salud. Será necesario tener cuidado a la hora de consumir este tipo de productos.

Vía | IFLScience
Foto | Pixabay – Horwin

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *