19 abril 2012 Curiosidades, Internet, Noticias, Tecnología

QR

Aunque pueda parecer sorprendente, hay técnicas de marketing que puedes llegar a los límites más insospechados. Como el caso de hoy, en el que un chico se ha tatuado un código QR en el brazo con el fin de venderlo en eBay.

Más exactamente, Fred Bosch es el encargado de llevar la publicidad de varias empresas. Sin embargo, la última idea que le proponía una de ellas era realmente sorprendente: Querían que se tatuara un código QR para venderlo de diferentes formas.

Este tipo de códigos permiten almacenar diversos tipos de contenido en su interior. De esta forma, las empresas pueden comprar ese contenido y ofrecerlo como soporte publicitario para sus campañas.

Bosch ha explicado que “es un experimento que me propuso mi compañía y que a mí me ha encantado“, a lo que añadía que “el tatuaje tenía que ser muy preciso, porque cualquier variación se entendería como un pixel distinto por el móvil y no funcionaría. Se atrevieron a hacerlo en un estudio y el teléfono lo lee perfectamente“.

El éxito de la imagen ha sido tan grande que ya se han realizado más de 4000 descargas. Además, han utilizado eBay para subastar el espacio. Actualmente se ofrecen 60100 Euros.

Fred ha comentado que “no es importante el montante sino saber el efecto del experimento porque si se vende será la primera marca que se anuncie en un tatuaje. Sacaremos un vídeo y lo intentaremos ‘viralizar’ porque, claro, no se trata de tener mi brazo expuesto al mundo“.

Sin lugar a dudas, una idea muy original.

Vía | Atlántico

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *