31 agosto 2010 Noticias

Facebook

Muchas personas se quejan de las redes sociales debido a los problemas de privacidad que conlleva el colocar toda tu información personal en un sitio web, pero muchas veces nos preocupamos más por el mal uso que se le puede ser dado en lugar de aprovechar el buen uso que le podemos dar.

Como por ejemplo Mauricio, un joven a quién en el año 1987, su madre dejó abandonado en un hospital, sietemesino y con un sólo riñón a causa de ocultar con una faja su embarazo.

En Abril de este año, Mauricio, de ahora 23 años encontró a su madre a partir del grupo “busco a mi mamá” que el mismo creó en la red social, también encontró a su padre y se enteró de que también tiene un hermano. Con los que espera reunirse pronto.

Esta clase de historias nos demuestran que cuando se usan correctamente, las redes sociales pueden darnos mayor felicidad de la que nunca imaginamos.

Vía | Tecnopadres

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *