31 agosto 2016 Informática

USB Tipo-C

La tecnología avanza. Y, de hecho, una de las novedades más importantes que estamos observando durante los últimos meses son los cables USB Tipo-C. Lo cierto es que su uso se ha ido extendiendo poco a poco, aunque la mala noticia es que no han llegado a la popularidad que tienen otros cables, como los micro USB. Eso, por supuesto, no ha evitado la aparición de problemas. Algunos bastante graves.

Anker es una de las marcas más conocidas en cuanto a la fabricación de baterías externas y cables. Sin embargo, parece que la venta del Tipo-C no les ha dado buenos resultados. De hecho, algunos clientes se han quejado de que los dispositivos se les estaban quemando, además de algunos casos en los que las baterías han explotado. Todo, por supuesto, por culpa de este nuevo cable.

Concretamente, hay que decir que este tipo de cables tiene un problema en cuanto al voltaje para portátiles. Si no se desconecta el cargador de la corriente, se proporciona el mismo para el teléfono. De hecho, el cargado memoriza el voltaje que debe proporcionar. Debemos tener en cuenta que los portátiles tienen un voltaje de entre 15 y 20 voltios. Los teléfonos solo soportan cinco voltios.

¿Qué sucede si proporcionamos más voltaje del necesario? Los resultados son curiosos pero desagradables: los dispositivos pueden llegar a quemarse o a explotar. Por supuesto, Anker está retirando todos los cables del mercado, aunque todavía existen usuarios que están en peligro.

Por supuesto, no penséis que todos los cables de Tipo-C son peligrosos. Debéis tener en cuenta que con la mayoría no obtendréis mayores problemas.

Vía | Android Police
Foto | FlickR – Maurizio Pesce

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *