23 febrero 2012 Internet, Noticias

Michele Grasso

Durante los últimos meses, nuestras privacidad en las redes sociales se está convirtiendo en un punto a tener en cuenta. Cada vez que subimos una foto o hacemos un comentario, tenemos que mirar si es apropiado para la red o, incluso, si estamos o no desvelando algún dato privado.

Algo parecido le pasó a Michele Grasso, un ciudadano de Sicilia acusado por tráfico de drogas que estaba siendo buscado desde hace varios meses. Concretamente, esta persona desaparecía de su ciudad natal, Taormina, cuando la policía intentaba detenerlo por traficar con estupefacientes. A partir de ese momento, su rastro desapareció y no se volvió a saber nada de él.

Sin embargo, recientemente, era el propio Grasso el que subía unas fotos a la red social Facebook para enseñarle a sus amigos las fantásticas vacaciones que estaba viviendo.

Al parecer, el detenido publicaba una fotografía en la que salía con un muñeco de nieve. Acto seguido, un amigo le preguntaba el lugar en el que se encontraba, a lo que respondía que “Navidad en Londres“. A todo esto le siguieron fotografías similares en las que se mostraba en diferentes lugares de la ciudad.

Lo que no sabía es que, a la vez que publicaba estas fotos, la policía Italiana, en contacto con la Interpol y otros cuerpos de seguridad, le estaban siguiendo los pasos mediante su cuenta de Facebook. Sin ir más lejos, Grasso era detenido en una fiesta cerca de Waltham Abbey.

Actualmente se encuentra en prisión en Roma, donde ha sido condenado a cinco años de prisión y una multa de 24000 Euros por tráfico de drogas.

Vía | Diario Uno

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *