1 junio 2009 Alucinante

Coincidencias asombrosas

Siguiendo con la serie de asombrosas coincidencias traigo a continuación otras 5 situaciones extrañas las cuales solo pueden ser descritas como coincidencias, tal vez alguna que otra como cosa del destino pero definitivamente no hay ninguna que se pudiera haber esperado.

6. 3 intentos de suicidio detenidos por el mismo monje.

Joseph Aigner era un conocido pintor de retratos en la Austria del siglo XIX, pero aparentemente era algo infeliz, que varias veces había tratado de cometer suicidio. Su primer intento fue a la joven edad de 18 años (!) cuando trató de colgarse, pero fue interrumpido por la misteriosa aparición de un monje Capuchin. A la edad de 22 años de nuevo trató de colgarse, pero de nuevo fue salvado por el mismo monje. Ocho años después, su muerte fue ordenada por otros quienes lo sentenciaron a la horca por sus actividades políticas. Una vez más, su vida fue salvada debido a la intervención de el mismo monje. A la edad de 68 años, Aiger por fin tuvo éxito en su suicidio, una pistola hizo la magia. La ceremonia de su funeral fue conducida por el mismo monje, un hombre cuyo nombre Aiger nunca conoció.

7. Las ganancias del poker, al hijo insospechado.

En 1858, Robert Fallon fue asesinado como un acto de venganza por parte de aquellos con los que el jugaba poker. Según ellos, Fallon había ganado los 600 dólares de apuesta haciendo trampa. Con el asiento de Fallon vacío, y ya que ninguno de los jugadores quiso tomar los 600 dólares de mala suerte, encontraron a un nuevo jugador que tomara el lugar de Fallon y lo ayudaron a apostar los 600 dólares del ahora muerto. Para cuando llegó la policía a investigar el asesinato, el nuevo jugador había convertido los 600 en 2,200 dólares en ganancias. La policía demandó los 600 dólares originales para dárselos al heredero de Fallon, fue entonces cuando se dieron cuenta de que el nuevo jugador resultaba ser el hijo de Fallon, ¡¡quien no había visto a su padre en 7 años!!.

8. Novela que sin sospechar describió al espía de al lado.

Cuando Norman Mailer comenzó su novela Barbary Shore, no tenía planes de un espía ruso como personaje. Mientras trabajaba en ella, fue que introdujo a un espía ruso en Estados Unidos como un personaje menos. A medida que el trabajo progresaba, el espía se volvió un personaje dominante en la novela. Después de completar la novela, El servicio de inmigración de los Estados Unidos arrestó a un hombre que vivía justo en el piso superior al de Mailer en el edificio de apartamentos. Era el Coronel Rudolf Abel, quién era presuntamente un espía de alto rango ruso trabajando en los Estados Unidos en esas fechas.

9. Mark Twain y el cometa Halley.

Mark Twain nació el día que apareció el cometa Halley en 1835, y murió el día de su siguiente aparición en 1910. El mismo lo predijo en 1909, cuando dijo “Vine con el cometa en 1835. Vendrá de nuevo el próximo año, y espero irme con él“.

10. 3 Extraños en un tren, con apellidos complementarios.

En la década de 1920, tres hombres ingleses estaban viajando por separada en tres a través de Perú. Cuando se presentaron, eran los únicos hombres en el vagón ferrocarril. Sus presentaciones fueron más sorpresivas de lo que podrían haber imaginado. El apellido de un hombre era Bingham, el del segundo era Powell. El tercer hombre anunció que su nombre era Bingham-Powell, no tenían ningún parentesco.

Vía | Odee

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Asombrosas Coincidencias III 8 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *