20 diciembre 2016 Naturaleza

Ola

En cuestión de olas, está claro que algunas son sorprendentes. No en vano, si superan una cierta altura incluso pueden ser peligrosas tanto para los bañistas como para el propio mobiliario. En todo caso, sería conveniente echarle un vistazo a la que es considerada como la ola más alta de la historia. Sí, la más sorprendente de las que se han registrado desde que tenemos constancia.

Concretamente, la ola más alta de la historia fue registrada gracias a una boya situada al norte del Océano Atlántico, entre Islandia y Reino Unido. La misma formaba parte de un frente de frío que estaba acompañado de vientos con una velocidad de hasta 81 kilómetros por hora. Está claro que el temporal era el propicio para que se ejecutaran todo tipo de olas.

La boya que hemos comentado anteriormente pudo registrar el tamaño de la propia ola, el cual llego hasta los 19 metros. El número fue registrado el 4 de febrero de 2013 y, efectivamente, no se ha vuelto a registrar una ola con ese tamaño. Ha habido condiciones climatológicas suficientes, aunque parece que las olas no han dado para más curiosidades.

Este tipo de efectos se provocan en invierno, cuando la circulación del viento y los sistemas de presión causan tormentas extratropicales. Así se consiguen formar las olas gigantes. De hecho, es habitual verlas en el Atlántico Norte. A los habitantes de la zona no les resultará algo extraño.

Por supuesto, vamos a dar una recomendación: si véis que las olas son muy altas, no os metáis en el agua. Vuestro bienestar podría verse perjudicado. Si el temporal es malo, mejor evitar las olas en la medida de lo posible.

Vía | Euronews
Foto | Pixabay – WikiImages

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *