23 febrero 2015 Curiosidades, Sexo

Edad Media

De la Edad Media guardamos buenos y malos recuerdos. Se trató de una época llena de todo tipo de noticias, con muchas peculiaridades y momentos para olvidar. Pero ha habido una pregunta que siempre nos hemos hecho: ¿cómo era el sexo en una época a veces tan oscura, y con tantas limitaciones? Es evidente que hacer el amor era necesario para procrear, aunque había algunas normas que, sin duda, sorprenderán a más de uno.

Por ejemplo, se impusieron algunas “leyes” que había que cumplir a rajatabla. No se podía tener sexo a no ser que fuera para procrear, y tampoco se podía hacer en horario diurno, evitándose siempre en fines de semana. Olvidaos también del sexo durante la Cuaresma, los 35 días antes de la Navidad o los 40 antes de Pentecostés. Lo mismo sucedía si se celebraba un santo.

En cuanto a posiciones también eran bastante estrictos: sólo se podía hacer el misiones, estando siempre el hombre encima de la mujer. En cualquier caso, la gente empezó a saltar un poco lo que estaba escrito, pasando a practicar sexo en muchas iglesias. También es cierto que existían tanto consoladores como preservativos, aunque los primeros estaban bastante controlados.

Por último, si estáis pensando en la prostitución, en aquella época se practicaba bastante, aunque estaba limitada a los burdeles. Los dueños de estos establecimientos tenían que velar por la salud de las trabajadoras, ofreciéndoles tanto comida como cuidados médicos. Realmente curioso.

Si, ya sabemos lo que estáis pensando: la Edad Media estaba llena de limitaciones, por lo que guardaremos estos datos como simples curiosidades. Sorprendidos ¿verdad?

Vía | Medievalists
Imagen | Mikko Paananen

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *