2 febrero 2016 Salud

Azúcar

La mayoría de especialistas desaconsejan su ingesta en grandes cantidades, aunque debemos decir que el azúcar es mucho más importante de lo que parece. Gran parte de los alimentos la contienen, por lo que tomarla es algo que se recomienda. Con cuidado, claro. En este artículo vamos a realizarnos una pregunta bastante curiosa: ¿qué sucede en nuestro cuerpo si dejamos de consumir azúcar de manera repentina?

Dejar el azúcar es difícil, y solo a los dos días de parar su ingesta ya notaréis cambios en vuestro cuerpo. De hecho, el cerebro sufre una modificación en sus receptores de dopamina, los cuales requerirán de más cantidades del componente para poder comenzar los procesos que desembocan en la liberación de la propia dopamina.

Durante las dos primeras semanas sin azúcar experimentaréis depresión, ansiedad, irritabilidad, temblores y molestias original. Un síndrome de abstinencia en toda regla. La dependencia física pasará al cerebro y se convertirá en psicológica, incluso provocando impulsos que intentarán obtener de nuevo el componente. Las estadísticas afirman que son necesarios un total de 40 días para que los receptores de dopamina vuelvan a su estado normal.

El consumo excesivo de azúcar también podría ser calificado como de adicción. Para que os hagáis una idea, los antojos pueden durar años. De hecho, será el propio cerebro el encargado de reparar las estructuras y procesos que hayan quedado dañados.

Los efectos dañinos del azúcar se provocan cuando la sustancia es ingerida en exceso. Si el consumo es moderado no tendréis problemas. Ya sabéis, la próxima vez que consumáis azúcar, hacedlo con cabeza.

Vía | SBS
Foto | Pixabay – HebiFot

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *