11 septiembre 2007 Accidentes, Alucinante

MacdonaldGeorEsta noche ha sido dura para Kendra Bull, una joven de 20 años que trabaja en un MacDonald de Georgia en EE.UU.

Al parecer la joven se pasó con la sal en todo el “paquete” de carne y tubo la mala suerte de servir una hamburguesa de ese paquete a un oficial de policia;
Wendell Adams quien.., encolerizado, se quejó del sabor excesivamente salado.

Inmediatamente y sin más dilación arrestó a la joven y ha pasado una noche en los calabozos.

Vía | El nuevo día

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *