29 noviembre 2011 Cine, Salud

Crepúsculo

Parece mentira, pero hay una pequeña posibilidad de que el título de esta entrada sea realidad. Y es que, si se confirma, la película Amanecer, la cual forma parte de la saga Crepúsculo, podría ser un problema para algunas personas.

Concretamente, la responsable de estos problemas sería la escena en la que Bella, la protagonista de la película, es víctima de una cesárea, momento en el cual se suceden todo tipo de efectos y luces que podrían suponer un peligro para las personas que están viendo el film.

La histeria saltaba hace unos días, cuando un espectador, Brandon Gephart, tuvo que ser trasladado al hospital tras sufrir un ataque epiléptico mientras veía la escena. En cuanto aparecieron los paramedicos, la proyección de la película fue interrumpida.

Pero el de Gephart no es el único caso. En Salt Lake City también se descubría un caso parecido. La persona afectada admitía que “no recuerdo qué pasó. Se que se me puso todo en negro y, según mi mujer, tenía sacudidas y hacía ruidos raros“.

Michael G.Chez, un médico, intentaba explicar en la cadena de televisión CBS el por qué de estos ataques. Chez decía que “la escena puede producir episodios de epilepsia fotosensitiva. Es como si una luz se encendiera y se apagara, mandando esa señal a tu cerebro cada vez. El problema en este caso es que la luz en los cines es muy oscura y esto puede suponer que la luz se convierta en flashes“.

Amanecer podría convertirse así en una película un poco peligrosa.

Vïa | Europa Press

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *