25 noviembre 2008 Animales, Naturaleza

aguila_calva_nadador_0

La protectora de animales Patty Perry aprendió a sus 55 años de edad que las aves pueden fortalecer su músculos nadando, de esa forma ha logrado que un águila calva nade sin temor alguno durante unos 20 minutos diarios.

El ave fue encontrada el año pasado medio ciega y con bastante hambre pues no tenía la capacidad para cazar, sin embargo ha logrado una recuperación espectacular desde que fue tratada en el centro de asistencia para aves enfermas.

Lamentablemente esta águila llamada Olivia no será liberada nunca en su hábitat natural porque su capacidad visual está demasiado dañada, sin embargo estamos seguros que Patty la trata como se merece. Imágenes después del salto.


Vía | Spiderpig/Mirror

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *