22 marzo 2012 Noticias

Esmalte de uñas

Hace unos días ya hablábamos sobre una chica que era adicta a la ingestión de gasolina. Esta afición tan nociva ya le había traído varios problemas, por lo que podríamos decir que la persona que presentamos en esta entrada estará pasando por una situación parecida.

Nuestra protagonista de hoy es Bertha, una mujer que es adicta a tomar esmalte de uñas. Hace cinco años, la mujer se sentía atraída por este tipo de líquidos, por lo que no dudo en probar una pequeña cantidad. Desde entonces, está enganchada.

Tal y como ha aclarado la propia Bertha, “he llegado a consumir cinco frascos al día. Tengo diversas formas de tomarlo, directamente del frasco o pintándome la lengua con el pincel. El color hace que cada esmalte sepa diferente“. Además, añadía que “cuando lo tomo estoy brillando en el estómago y por fuera“.

Según parece, Bertha suele tener en su casa 15 frascos, lo cuales le ocasionan un gasto de 15 Dólares por semana. Desconocemos si habrá consultado su adicción con un médico, aunque debe de tener claro que beber esmalte de uñas es perjudicial.

Vía | AIM Digital

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *